Mantengase informado

AL INSTANTE...

Loading...

sábado, 31 de marzo de 2012

Importancia de la fruta en la dieta del deportista

Al instante...
 
 Sin importan la disciplina deportiva que practique, sea de manera recreativa o competitiva, es importante saber como nos benefician ciertos alimentos y como contribuyen a la mejora del rendimiento deportivo.
 
Los expertos recomiendan tomar al menos 5 piezas de fruta al día. Si te gusta correr, y lo haces a menudo, deberías incrementar esa cantidad y comer entre 5 y 7 piezas de fruta diariamente. Lo notarás en tus entrenamientos.

Empieza tomando fruta en el desayuno, es una forma de sentirte más vital y con energía durante todo el día, especialmente si sales a correr temprano y no puedes hacer un desayuno muy pesado. La fruta se digiere fácilmente, algunos corredores de elite toman un kiwi según se levantan para ir al baño rápidamente, así se aseguran haber eliminado el “lastre” antes de correr temprano.

Repartir la fruta a lo largo del día, tiene la ventaja de que la puedes llevar al trabajo, a clase o al gimnasio, apenas ocupa lugar y se puede comer con piel (si es de cultivo biológico). Tomarse una manzana o un plátano cada dos horas, es una buena forma de evitar un ayuno prolongado desde la hora del desayuno hasta la comida, con la seguridad de que no vas a ganar peso y vas a aumentar la dosis de antioxidantes y energía. También es una buena opción tomar fruta con yogures para asegurarte una merienda más completa. Y por supuesto, tampoco debe faltar antes de acostarte.

 ¿ENGORDA LA FRUTA DESPUÉS DE COMER? 

Hace unos años se publicó un libro con el nombre de: “La anti-dieta” en el que se aseguraba que la fruta después de comer engordaba y que debía comerse entre 60 y 30 minutos antes de las comidas.

Esta “idea” no tiene base científica, pero tiene una parte de realidad que puedes aplicar a tu vida.

Una manzana tiene las mismas calorías antes, durante o después de comer, pero se digiere más fácilmente con el estómago en ayunas. Cuando se toma después de las comidas pasa más tiempo en el tubo digestivo por lo que se produce la fermentación. Este proceso produce alcoholes que son más calóricos (como la sidra de manzana pero sin emborrachar) por lo que aumenta las calorías, las digestiones se hacen más pesadas y algunas vitaminas se estropean durante la fermentación.


Tomar la fruta antes de las comidas es más digestivo y tiene una gran ventaja: produce saciedad, por lo que llegas a la comida con menos hambre y regulas mejor la cantidad de alimentos que tomas. Además, es una buena forma de introducir la fruta en tu día a día. Un consejo: algunas personas que no toman fruta habitualmente tienen muchos problemas de gases y flatulencia cuando toman una fruta en ayunas o antes de comer.

Si te ocurre, no te debes desanimar porque tu tubo digestivo está aprendiendo a digerir la fruta y es señal de que la fibra está funcionando (se hincha). Después de unas semanas de tomar fruta las molestias deben desaparecer, eso indica que tu flora bacteriana ha mejorado y ha aprendido a trabajar mejor con la fibra, por lo que notarás que tu cuerpo funciona como un reloj y elimina mejor los gases.

 PROPIEDADES NUTRITIVAS DE ALGUNAS FRUTAS 

Uvas negras: Contienen resveratrol y ácido elágico. El resveratrol es un potente antioxidante que ayuda a prevenir la formación de placas de ateroma en las arterias, por lo que tiene efecto cardioprotector. En el vino tinto se encuentra resveratrol, de ahí que se esté recomendando beber vino con moderación (una copa al día.

 Bayas y frutas del bosque: Estos pequeños frutos son muy ricos en antocianinas, sustancias protectoras oculares, antiinflamatorias, venotónicas, etc. Incluso parecen prevenir tumores. Naranjas y cítricos: En la piel blanca que recubre los gajos se encuentra la hesperidina y vitamina P, que es una sustancia que mejora la circulación venosa, previene las hemorroides, las varices y los problemas de circulación.

Piña y papaya: Estas frutas tropicales contienen enzimas digestivas conocidas como bromelina y papaína, respectivamente. Son enzimas proteolíticas, que ayudan a digerir las proteínas y facilitan su digestión.

Frambuesas y grosellas: Contienen una sustancia parecida a la aspirina que actúa como antiinflamatoria y analgésica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tú eres parte de nuestro proceso de comunicación