Mantengase informado

lunes, 22 de agosto de 2016

Jorge Enrique Mejía Delgado: Celebró 102 años de vida junto a familiares y amigos

Don Jorge Enrique Mejía



PIMAMPIRO. Este 18 de agosto don Jorge Enrique Mejía Delgado, cumplió 102 años de vida. Sus amigos y compañeros del Centro del Adulto Mayor Vida Nuevo de la Municipalidad de Pimampiro le prepararon un homenaje especial.

El Alcalde del cantón Pimampiro Oscar Narváez, felicitó al hombre más longevo de la localidad, y resaltó que desde la Municipalidad se trabaja por apoyar a quienes entregaron todo por el desarrollo del cantón y hoy merecen un trato especial. “El Centro del Adulto Mayor, es un lugar donde los abuelitos participan de terapias, actividades recreativas, hacen amigos, reciben alimentación y sobre todo no pasan solos”.

Don Jorge es un hombre que no ha perdido su memoria y lucidez, el secreto de su eterna juventud es la alegría que le inyecta a la vida y no enojarse con nadie. En el cantón Pimampiro todos lo conocen cariñosamente como ´Tío`. El es participativo, colaborador y con un gran sentido del humor. Es así que en la celebración de su cumpleaños 102 bailó y disfrutó junto a familiares y amigos.

Rufo Aguirre, presidente de la Asociación del Adulto Mayor Vida Nuevo, resaltó la personalidad de don Jorge Mejía, “es un compañero ejemplar a pesar de los años que tiene es el primero en ir a la huerta y realizar los trabajos, es un ejemplo a seguir”.

Su memoria está intacta, recuerda que contrajo matrimonio a los 28 años con Rosario Mejía Ponce y fruto de ello procreó 9 hijos de los cuales 7 fallecieron. Actualmente le acompañan sus hijos Georgina de 60 años y Julio de 65 y sus nietos y biznietos. Su esposa falleció hace cuatro años.

Don Jorge recuerda que se ganaba la vida sacando cabuya de los pencos existentes en los valles del sector, para luego comercializarla a las ciudades vecinas. Producto de este arduo trabajo pudo comprar terrenos en Casachupa y el barrio San José donde vive actualmente.

Entre muchas de sus anécdotas, recuerda las serenatas que daban en la localidad y las canciones que cantaban en aquella época. La actuación también era su fuerte, es así que junto a varios vecinos prepararon la obra de teatro titulada ´Malditas sean las
Mujeres`, y con sus presentaciones recolectaron dinero para la construcción del convento de la localidad.

Su vida está llena de anécdotas e historias, cada vez que las cuenta se le sale una sonrisa de su rostro, trasladándose a aquellos tiempos en los cuales Pimampiro aún era un pueblo sin los servicios básicos y tan solo con chozas en lo que hoy es una gran ciudad.

El ´Tío` aún goza de buena salud, tiene un problema de audición y un ligero dolor en su pierna producto de los años de trabajo. Quienes lo observan conversar y transitar por las calles del cantón Pimampiro, se resisten a creer que tenga 102 años de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tú eres parte de nuestro proceso de comunicación