Mantengase informado

martes, 7 de marzo de 2017

Con el grito de ‘no a la violencia de género’, las mujeres ibarreñas conmemoraron el Dia Internacional de la Mujer


Alrededor de 500 mujeres ibarreñas, de todas las edades, de diversas instituciones públicas y educativas, se tomaron las principales calles de la “ciudad blanca”, la mañana de este martes 07 de marzo, para celebrar con antelación el día internacional de la mujer. El obelisco de la estación fue el lugar donde se concentraron artesanas, comerciantes, emprendedoras, adultas mayores, estudiantes de secundaria y funcionarias públicas, para marchar en contra de la discriminación y la violencia de género.
Carla Proaño, concejal de la ciudad de Ibarra, fue quién organizó la marcha que recorrió las calles Pérez Guerrero, Simón Bolivar, Juan Jose Flores, hasta llegar al Centro Cultural El Cuartel.
Allí la edil dijo: “La mujeres ibarreñas nos unimos para rememorar nuestro 8 de marzo como una lucha en pro de la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo que ha tenido nuestra sociedad en beneficio de nosotras las mujeres”, señaló.
Además, Proaño dijo que la marcha es un justo homenaje a todas esas mujeres que incluso, por diversas razones, no pudieron manifestarse y levantar su voz para exigir mejores días.
Juanita Flores, no dejaba de aplaudir, mientras escuchaba el discurso de la concejala. A sus 69 años, dice que aún tiene fuerzas para rechazar la violencia y heredar a sus nietas un entorno social más justo y menos discriminador.
En sus manos tenía un rosa. “Me la regaló Martín, mi nieto, al iniciar el día. Y eso me hizo reflexionar sobre la formación y educación de los caballeros y la importancia de hacerlo cuando aún son niños. Esa educación sin duda nos dará como resultado, mayor equidad y menos discriminación”, comentó la adulta mayor.
El alcalde Alvaro Castillo, aprovechó el arribo de la marcha hasta el sector donde se realizan las audiencias públicas, todos lo martes, para felicitar a las mujeres en su día.
“Nosostros provenimos de una mujer y esa podría ser la única razón y la más válida para amarlas. Pero tenemos hijas, amigas, nos casamos con una mujer y llegamos al final de nuestros días de la mano de ella. Por ello, yo no tengo palabras para expresar el respeto, la consideración y el cariño que lo traducimos con todo el trabajo que hacemos desde la municipalidad para ellas”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tú eres parte de nuestro proceso de comunicación