Mantengase informado

lunes, 12 de septiembre de 2016

Penco y cabuya, nuevas alternativas para los productores




Un taller de capacitación sobre los pencos y cabuyas realizó el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP), en coordinación con la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), en las instalaciones de YachayTech.
Al taller –efectuado en las instalaciones de YachayTech- asistieron técnicos del MAGAP y la Senescyt, además de representantes de los gobiernos autónomos descentralizados parroquiales de la provincia de Imbabura.
En el taller se presentaron los beneficios ecológico y económico del penco y la cabuya, lo que se convierte en una alternativa para los pequeños y medianos productores.
Uno de los expositores fue Luis Antonio Parra, investigador de la Universidad de Guanajuato de México, quien indicó que es un buen momento para la revalorización de estas plantas en el corredor interandino, pues “son buenas opciones productivas debido al cambio climático, degradación de suelos, elevación de temperaturas” de los últimos tiempos a escala mundial.
Indicó que países como Honduras, Guatemala, Venezuela y Colombia están interesados en la elaboración de productos en base a fibra de penco o cabuya, debido a que existe demanda, en el mercado de cacao y café orgánico, de costales “naturales” para su empaquetado.
“Los mercados ya dejan atrás los plásticos; es un definitivo no a los sacos de polietileno”, explicó Parra. Colombia, por ejemplo, tiene una petición de 22 millones de sacos de cabuya al año, pero el país solo cumple con el 10% de producción, un 15% lo obtienen de Brasil y 75% de la India.
En el ámbito de salud, también, son de gran importancia debido a sus beneficios para la elaboración de productos como esteroides o cortisona para inflamaciones y la ecogenina para control de la natalidad, como anticonceptivo.
Además, son plantas que desde épocas ancestrales sirven como edulcorantes naturales u orgánicos; limpian el aparato tracto digestivo por los nutrientes que contiene, además de que de estas plantas se extrae el chaguarmishqui, una bebida conocida en las comunidades indígenas.
Después de esta conferencia, Hernán Sandoval, presidente del Gobierno Autónomo Descentralizado Parroquial de Angochagua, del cantón Ibarra, manifestó que en las parroquias se socializará lo aprendido, pues, en las comunidades ven al penco como una planta que brinda solo seguridad por ser utilizada como una cerca viva.
“Con esta capacitación queremos socializar a las demás personas de las comunidades, pues en este momento se está cambiando la cerca viva, tendríamos el penco para ser utilizado como cerca viva y para consumo de las personas”, dijo el representante de Angochagua.
También se solicitó realizar un inventario de los pencos y cabuyas porque, aproximadamente, hay un 90% de penco y cabuya en las comunidades de la provincia, y se pretende conocer cuáles servirán para consumo y cuáles para continuar con su ayuda en la seguridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tú eres parte de nuestro proceso de comunicación